Rislone Headgasket Fix

49,50 

Reparador juntas de culata

Descripción

Si tu coche tiene una fuga en la zona de la junta de culata, este aditivo puede ayudarte a ahorrarte mucho dinero en una reparación de varios cientos de euros.

Que tu motor se caliente en exceso, el nivel de refrigerante baje sin haber pérdidas, o los manguitos del circuito cojan mucha presión, son indicios de que tu coche pueda tener una avería en la junta de culata. Esto puede incluir alguna deformación en el plano del bloque o la culata, lo que se traduce en un arreglo de bastantes horas de mano de obra e incluso labores de rectificación.

Rislone Head Gasket Fix es un aditivo ideal para situaciones en las que económicamente no merece la pena desmontar el motor para reparar una junta de culata de un coche al que, de no haberse averiado, aún le quedaría bastante vida útil por delante, y es que por su ínfimo precio en comparación a una reparación de esa magnitud, puedes seguir utilizándolo sin problema.

Si tienes dudas de si tu coche realmente tiene un “culatazo” o se trata de otra avería, te recomendamos echarle un vistazo a este vídeo para averiguarlo: https://www.youtube.com/watch?v=29Yy58H3nU8

Aplicaciones:

Este aditivo está diseñado para tapar fugas del circuito de refrigeración en la zona de la junta de culata, reaccionando ante la temperatura y la presión que se crean en estos puntos y formando una pared sólida justo en el poro o el agujero de la fuga.

Rislone Head Gasket Fix solo podrá funcionar cuando la fuga está conectada con el circuito de refrigeración (que suele ser lo más común en este tipo de averías), pero NO funcionará si la conexión provocada por la fuga en la zona de la junta de culata es entre cámaras de combustión, entre el circuito de aceite y un cilindro, o entre alguno de estos y el exterior.

De la misma manera, si la fuga es demasiado grande (es decir, mucho más allá de un poro) o el bloque o la culata están severamente deformados, las probabilidades de éxito de este tapafugas se reducen drásticamente.

Sin embargo, si tu coche puede aguantar varios minutos al ralentí sin sobrecalentarse, o apenas lo hace cuando está en marcha, Rislone Headgasket Fix tendrá muchas más posibilidades de solucionar el problema y es el escenario ideal para intentarlo.

Esta reparación es permanente, y no es necesario volver a utilizar este aditivo de nuevo en caso de éxito, aunque te recomendamos hacerlo si alguna vez haces una limpieza exhaustiva del sistema de anticongelante.

Sólo debes plantearte utilizar Rislone Head Gasket Fix si previamente ya has realizado todas las comprobaciones necesarias para asegurarte de que la avería que tienes realmente se trata de una avería en la zona de la junta de culata, y no de un problema con el termostato, los electroventiladores, el radiador, la bomba de agua, obstrucciones de conductos, pérdidas en algún punto del circuito de refrigeración como un manguito o cualquier otra falla que no tenga que ver con un culatazo.

Modo de empleo:

Antes de utilizar este o cualquier otro aditivo tapafugas para el sistema de refrigeración, te recomendamos realizar una limpieza a fondo del mismo con un limpiador como este, para eliminar cualquier tipo de residuo y facilitar la actuación del tapafugas.

Un bote es adecuado para tratar sistemas con capacidades de entre 7,5 y 15 litros de refrigerante, mientras que para 4 a 7,5 litros medio recipiente será suficiente.

Con el coche frío, agita vigorosamente el envase y vierte su contenido en el sistema de refrigeración del motor, a ser posible en una zona por la que el refrigerante tenga buena circulación. Si tienen tapón, el radiador o el depósito de anticongelante suelen ser opciones válidas.

Vuelve a cerrar el tapón o el punto del circuito por el que has echado el aditivo y arranca el motor. Una vez arrancado, fija la calefacción y el ventilador interior al máximo, y deja que el motor alcance su temperatura de funcionamiento y el termostato abra, de esta manera el aditivo podrá circular por todo el circuito junto con el refrigerante y llegar hasta la fuga.

Presta atención por si en algún momento tuvieses que purgar el circuito para eliminar alguna burbuja de aire de su interior.

Tras abrir el termostato y dejar el coche al ralentí durante unos 20-30 minutos, apaga el motor y déjalo enfriar por completo durante el mayor tiempo posible, incluso un día.

Los restos del Rislone Head Gasket Fix pueden permanecer en el sistema de anticongelante sin problema incluso varios años, aunque posteriormente a esta operación puedes vaciar el sistema y añadir refrigerante nuevo.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Rislone Headgasket Fix”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Carrito
    Tu carrito esta vacíoVolver a la Tienda